Entrevista

¿Cómo entender el sistema inmune?
El Dr. Óscar Brunser, Profesor de Pediatría de la Universidad de Chile y representante en Chile de NESTLÉ® Nutrition Institute, explica en 3 respuestas lo más importante que hay que saber sobre el sistema inmune.

1.- ¿Qué es el sistema inmune?
El sistema inmune es una de las principales defensas del organismo frente a bacterias, virus y parásitos o moléculas foráneas provenientes del exterior y potencialmente capaces de dañar al organismo. También se encarga de eliminar células del organismo que están dañadas. Esto significa que tiene la importante tarea de reconocer lo que es propio de nuestro organismo y bloquear y eliminar aquello que puede provenir del exterior y causar enfermedades.

2.- ¿Cómo está compuesto el sistema inmune?
El sistema inmune tiene dos componentes: el sistema innato y el sistema adaptativo. El sistema innato está presente y funciona en el organismo desde el nacimiento. Está formado por los tejidos que funcionan como barrera frente al mundo exterior: la piel, las mucosas de los aparatos digestivo y respiratorio, todas células capaces de destruir microorganismos causantes de enfermedades. Este sistema no es selectivo, está siempre activo, actúa por períodos relativamente breves y no tiene memoria.

El sistema adaptativo es de reacción más lenta, porque requiere que un número de familias de células reaccionen sintetizando moléculas llamadas anticuerpos específicos para cada microorganismo invasor. También puede ser necesario que proliferen otros tipos de células capaces de destruir en forma específica a otros microorganismos causantes de enfermedad. El ejemplo clásico del funcionamiento de este sistema son las vacunas. A diferencia del sistema innato, la inmunidad adaptativa tiene memoria, que puede perdurar por muchos años y que es específica para neutralizar un microbio o una molécula externa.

3.- ¿Cómo reforzar el sistema inmune?
Para reforzar al sistema inmune se puede recurrir a diversas maniobras. Para el caso del sistema innato, las medidas incluyen mantener la integridad de la piel y las mucosas, mantener un estado adecuado de nutrición, mediante aportes adecuados de proteínas, energía, minerales y vitaminas. Además, hay nutrientes denominados esenciales, como los ácidos grasos esenciales, que cumplen funciones específicas en el organismo.

Para el sistema adaptativo, además de los requerimientos del sistema innato, como la nutrición adecuada, son importante para el reforzamiento de su actividad la administración de probióticos y las vacunaciones según programas preestablecidos.

¿Quieres saber más de la importancia de los primeros

1.000 DÍAS

en el desarrollo de tu bebé